INSUFICIENTE AYUDA A LAS FAMILIAS NUMEROSAS

El estudio, encargado por Hirukide, reclama medidas a las haciendas vascas para ayudar a las parejas con hijos. Propone aumentar las deducciones por descendientes y por la compra de pisos grandes para familias numerosas.

Las deducciones por hijos previstas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de las Haciendas vascas son escasas y las desgravaciones relacionadas con la vivienda no benefician a las familias numerosas que necesitan pisos grandes. Un informe elaborado por la asesoría fiscal Garrigues muestra esa situación y hace una serie de sugerencias para mejorar el régimen fiscal de las familias.
«Hay muchas parejas con hijos que se ven obligadas a pedir créditos para pagar a Hacienda», afirma Natalia Díez-Caballero, presidenta de la Federación de Asociaciones de Familias Numerosas del País Vasco, Hirukide. Esta agrupación ha presentado las conclusiones del estudio y sus propuestas de deducciones y ayudas ante las tres diputaciones vascas. Las reclamaciones de las familias se discutirán en la próxima reunión del órgano coordinador tributario de las haciendas forales, según adelantó la portavoz de Hirukide.
El informe hace un repaso de los beneficios fiscales a los que se pueden acoger las familias al hacer la declaración. Recuerda que por el primer hijo se deduce en cuota 460 euros y que esa cifra aumenta hasta llegar a los 1.500 euros por el quinto y siguientes. Los expertos de Garrigues consideran que la próxima reforma del IRPF debería contemplar el incremento de esas deducciones «ponderando realmente el coste que supone un hijo».

Vivienda

Los responsables de Hirukide han hecho la cuenta. Detallan que una familia con 3 hijos puede deducirse en cuota 1.800 euros, cuando cada uno de ellos supone un desembolso de 8.000 al año, según los datos de una encuesta del Eustat sobre el gasto familiar realizada entre 2003 y 2004. El estudio subraya que si se echa una mirada a los países de nuestro entorno, Alemania, Italia o Francia, se comprueba «que la reducción impositiva que tienen regulada para la familia es superior».
Las parejas con hijos tampoco disfrutan de ventajas fiscales especiales por compra de vivienda a la hora de hacer su declaración. «Una familia numerosa necesita un piso más grande y, por tanto, más caro. Hacienda no lo tiene en cuenta», subraya Díez-Caballero.
Las normas fiscales son diferentes en los tres territorios. El informe destaca que el coste de vivienda máximo desgravable en Vizcaya y Álava es de 180.000 euros -por la que se podría deducir en cuota 27.000 euros-. «Ese tope resulta insuficiente a todas luces para las necesidades de una familia numerosa, máxime en el contexto actual del mercado inmobiliario», indican los expertos, que recuerdan cómo la norma que rige en Gipuzkoa tiene en cuenta ese hecho y prevé que los titulares de familias numerosas puedan aplicar deducciones adicionales una vez superado el límite de 200.000 euros en el precio del piso.
El análisis realizado por la asesoría tributaria detalla que «resulta necesario armonizar y mejorar» el régimen de deducciones por pisos en los tres territorios. Propone que, al igual que en Gipuzkoa, en Vizcaya y Álava se establezca la posibilidad de desgravar por vivienda habitual por un precio superior a los 200.000 euros y con independencia de la fecha de compra, principalmente en el caso de las familias numerosas «que necesitan pisos más espaciosos y, por tanto, más caros».
Los asesores tributarios se detienen en la prestación del servicio de guarderías en las empresas, una iniciativa que está en expansión en el País Vasco. Recuerdan que las Haciendas forales permiten que cada trabajador reciba hasta 1.000 euros anuales para el pago de estas escuelas infantiles sin que se considere una retribución en especie y, por tanto, sin que esté sujeta a impuestos. Consideran que la entrega de tickets de guardería -como se conoce a este sistema- resulta una «fórmula retributiva interesante». El informe recomienda que se elimine el límite de 1.000 euros sobre todo porque no toma en consideración si se tiene uno o más hijos.

Sin beneficios

Para los responsables de Hirukide lo más preocupante del sistema fiscal actual es que las familias con ingresos más reducidos son las que menos beneficiadas salen de las deducciones previstas para las parejas con hijos. En muchas ocasiones ni siquiera llegan a aplicarse la desgravaciones. «Una pareja que cuenta con unos ingresos de 35.000 euros al año no podría deducirse nada por su tercer, cuarto o sexto hijo porque no tendría ingresos suficientes para pagar a Hacienda. No se vería beneficiada de esas desgravaciones», explican desde Hirukide. «Para Hacienda una pareja con bajos ingresos es como si no tiene hijos», añade la responsable de la agrupación.
A estas unidades familiares con rentas reducidas sólo les sirven las ayudas económicas directas por hijo, que la asociación de familias numerosas también reclama que se incrementen, según destaca Díez-Caballero. La responsable de Hirukide confía en que el estudio haga reflexionar a las Haciendas forales. «Esperamos que acepten algunas de nuestras propuestas para favorecer a las parejas con hijos», concluye.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>